Técnicas de Estudio

Estudiar sin ningún método de aprendizaje, y sin conocer los principios del aprender, es como ir a pie a una ciudad distante, cuando podemos utilizar un medio de transporte rápido y eficiente, por ejemplo, el avión.

En lugar de llegar extenuados (si llegamos) podemos estar en el lugar de destino en MUCHO MENOS TIEMPO, SIN HABERNOS CANSADO, e incluso, HABIENDO HECHO OTRAS COSAS en el viaje. Con esta metáfora ilustramos la enorme diferencia que existe entre estudiar con un método de aprendizaje o hacerlo careciendo de él.

Cuánto mejor organizado está el estudio, menos esfuerzo y menos tiempo exige, y son mejores los resultados que se obtienen.

En Clínica DISCERNIMIENTO tenemos un equipo de profesionales adeuado para orientar a cualquier estudiante que precise mejorar en su rendimiento académico potenciando sus técnicas para el aprendizaje.

Antes de abordar las distintas técnicas de estudio, es preciso evaluar las capacidades intelectuales y cognitivas, determinar sus aptitudes, capacidades y competencias. Todo ello va encaminado a asegurar un mayor éxito en el rendimiento académico.