Recursos Humanos

Análisis de problemas y toma de Decisiones:
Saber gestionar el análisis de un problema y la toma de decisiones de una manera efectiva tiene como consecuencia la reducción del tiempo, reducción de la tensión y la ansiedad, reducción de las interacciones personales inadecuadas, mejora de la comunicación interpersonal,… y todo ello conduce a una mayor efectividad y productividad.

Gestión efectiva del tiempo:
Una de las causas del estrés y sus consecuencias es la falta de organización de todos los espacios de tiempo, tanto laboral como familiar y personales. Aprendiendo a organizarse y a gestionar el tiempo, se reduce la posibilidad de que este aspecto genere estrés en una persona.

Estilos de Dirección y Liderazgo:
Un jefe no tiene porqué ser un líder y un mal estilo de dirección y liderazgo puede desencadenar situaciones que pueden ser consideradas como de violencia psicológica ya que pueden mermar la autoestima y autoconcepto de los empleados y minar su motivación por el trabajo.

Motivación Laboral:
No se puede motivar a un empleado. Se motiva él sólo ante las circunstancias. Sin embargo sí se puede desmotivar a un empleado y, desmotivando o dejando que se desmotive, estamos permitiendo una sutil forma de violencia psicológica que influye en una baja eficiencia del empleado. En la prevención está el éxito.

Trabajo eficaz en equipos de trabajo:
No todos los trabajos están hechos para ser realizado en equipo, ni siempre las personas que trabajan en un equipo disponen de los conocimientos y estrategias necesarias para su efectividad en el trabajo. Forzar situaciones para las que no se disponen las herramientas dan lugar a múltiples fricciones e incrementan las tensiones interpersonales.

Dirección de equipos de trabajo:
En muchas ocasiones, el trato que tiene un director con sus subordinados provoca situaciones de riesgo de estrés en ellos. Una mala dirección no siempre obedece a una personalidad inadecuada. En muchas ocasiones se genera esta tensión por la falta de herramientas o por el desconocimiento de las consecuencias que provocan distintas conductas en los subordinados.

Análisis y gestión de los roles interpersonales en entornos laborales:
Saber identificar cuales son los papeles que nos corresponden desempeñar en un entorno determinado, saber identificar qué papeles esperan los demás de nosotros y lo que esperamos de los demás es la mejor prevención para evitar situaciones personales inadecuadas que puedan generar consecuencias no deseadas tanto personales como en la organización.

Procesos eficaces de comunicación interpersonal:
La comunicación es la herramienta fundamental para la interacción humana. Una comunicación o fluida, no receptiva, no empática,… no efectiva va a dar lugar a múltiples problemas interpersonales.

Prevención y Gestión del Estrés:
Una persona con un cuadro de estrés presenta múltiples problemas tanto para sí mismo como para la organización. El estrés se puede desarrollar hacia enfermedades psicósomáticas, con sus consecuencias en el absentismo laboral; pero también se puede desarrollar hacia los trastornos psíquicos, dando perfiles de ansiedad, depresión y conductas agresivas, intolerantes e impulsivas para los demás. En la prevención, autodetección y control está el quid de la cuestión.

Técnicas de Creatividad en la Resolución de Problemas:
Fomentar la creatividad supone mejorar la aceptación incondicional de los demás y romper inhibiciones grupales. La consecuencia es una mayor productividad.

Dirección de reuniones de trabajo:
Una reunión mal gestionada da lugar a la ineficacia, ineficiencia y puede dar lugar a tensiones interpersonales.

Técnicas de entrevista:
Una entrevista puede ser, sin quererlo, una situación intimidatoria sino se disponen de las estrategias y herramientas para establecer esta entrevista de manera eficiente y productiva.

Explicación de las teorías implicadas en la Creatividad a fin de producirse el fenómeno creativo